Cocinar

Overnight oats: un desayuno saludable con avena preparado la noche anterior

Una solución saludable y práctica para las personas que tienen poco tiempo en la mañana y se saltean el desayuno.

Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, pero son pocos los que realmente la tratan como tal. Un café rapidito, unas galletitas dulces o unas facturas no son buenos hábitos para empezar el día con energía. Estas comidas o bebidas no suelen aportar nada nutritivo y no permiten que nuestro cuerpo haga la desintoxicación de las mañanas. Sin embargo, solemos elegirlas porque son rápidas y prácticas.

Para muchos, el poco tiempo de la mañana es causa directa de no desayunar, o desayunar algo pobre. Pero hay un plato especial y muy saludable que se puede preparar la noche anterior: los overnight oats. No existe una traducción directa al castellano, pero se trata de una preparación con copos de avena, algún líquido (yogur, jugo, leche, leches vegetales) y algún otro ingrediente adicional, generalmente frutas o frutos secos. Esta se arma la noche anterior, se coloca en un frasco o un recipiente cerrado en la heladera, y a la mañana siguiente solo hay que abrirlo y comerlo con una cuchara. Incluso, si el tiempo es ínfimo, se puede llevar en la mano. Su reposo en la heladera permite que los copos de avena se hidraten y se ablanden y la textura sea más homogénea.

Para que empiecen a adoptar este hábito súper saludable solo hace falta hacerse un tiempito a la noche, que es donde solemos estar más tranquilos. Las combinaciones son miles e incluso se pueden hacer veganas (con leches vegetales) pero les compartimos 4 para que vayan empezando a probar los overnight oats:

  1. DE BANANA, AZÚCAR INTEGRAL Y SEMILLAS DE CHIA

INGREDIENTES (para 1):

  • 1/2 taza de copos de avena
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cdita. de semillas de chia
  • 2 cditas. de azúcar integral
  • 1/8 cdita. de canela en polvo
  • 1 cda. de manteca de almendra o de maní
  • 1/2 banana cortada en rodajas

PREPARACIÓN:

En un frasco o bol, combinar la avena, la leche, la chia, el azúcar y la canela. Revolver hasta que esté todo bien combinado. Cubrir y refrigerar toda la noche. Antes de servir, agregar la manteca de almendras o de maní y revolver. Esa mañana agregar las bananas en rodajas y servir.

2. DE FRUTILLA Y ARÁNDANOS

INGREDIENTES (para 2 porciones):

  • 1/2 taza de avena
  • 1 cda. de semillas de chia
  • 1/2 cdita. de extracto de vainilla
  • 5-10 gotas de stevia
  • 3/4 taza de leche de almendras y vainilla
  • 1/4 taza de arándanos
  • 1/4 taza de frutillas cortadas en rodajas

PREPARACIÓN:

Mezclar la avena y las semillas en un bol. Agregar la esencia de vainilla, la stevia y la leche y revolver bien. Terminar agregando las frutas y mezclar todo bien. Colocar en un frasco cerrado y dejarlo toda la noche en la heladera. A la mañana siguiente se le pueden agregar más frutas frescas encima.

3. DE VAINILLA Y ALMENDRAS

INGREDIENTES (Para 4 porciones):

  • 2 tazas de avena
  • 4 cdas. de azúcar integral
  • 2 tazas de leche de almendras y vainilla
  • 1 cdita. de extracto de almendra
  • 2 cditas. de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de almendras cortadas
  • Canela molida

PREPARACIÓN:

En cada frasco, colocar 1/2 taza de avena. Encima, agregar 1 cdita. de azúcar integral, 1/2 taza de leche de almendras, 1/2 cdita. de extracto de vainilla y 1/8 de extracto de almendras. Revolver todo con una cuchara. Encima de cada frasco agregar 2 cdas. de almendras y unas pizcas de canela. Cerrar los frascos y dejar en la heladera toda la noche. Antes de comer, volver a mezclar.

4. CHAI ESPECIADO

INGREDIENTES (para 4 porciones):

  • 2 tazas de avena
  • 2 cdas. de semillas de chia
  • 1 cdita. de canela molida
  • 1/2 cdita. de jengibre molido
  • 1/4 cdita. de cardamomo en polvo
  • 1/8 cdita. de clavos molidos
  • 3 cdas. de azúcar integral
  • 2 1/2 tazas de leche de almendras
  • Toppings opcionales: banana, almendras

PREPARACIÓN:

Colocar la avena, las semillas de chia y las especias en un bol y mezclar. Luego, agregar la leche y mezclar todo bien. Reservar en un frasco o recipiente cerrado en la heladera y disfrutar a la mañana siguiente con algún otro topping o solo.