Conocer

Planean construir el pueblo más sustentable del mundo

La primera ecoaldea se construirá en las afueras de Ámsterdam en el 2017 con el objetivo de replicarla en el resto del mundo.

Se trata recién de un proyecto, pero ya está generando muchas expectativas. ReGen Villages contrató a EFFEKT, un estudio de arquitectura danés, para construir juntos el pueblo más sustentable del mundo. La comunidad, que se instalará en las afueras de Ámsterdam en el 2017, sería capaz de cultivar sus propios alimentos y producir su propia energía, para no depender del suministro de la red eléctrica. El pueblo trataría sus propios residuos y garantizaría la seguridad alimentaria. Así lo afirmó la página española Muhimu.

El proyecto consiste en la construcción de 25 viviendas – que se prevé que aumenten a 100 – con la capacidad de ser autosustentables: cultivar sus propios alimentos, generar su propia electricidad y tratar sus propios residuos. Se buscará incluso que lleguen a reciclar su propia agua. 

Las ecoaldeas podrían ser replicadas en otros países como Suecia, Noruega, Dinamarca y Alemania. Luego, una vez que hayan crecido y se hayan perfeccionado, se pretende trasladarlas a otras regiones del mundo, como China y África.

ARQUITECTURA

A diferencia de otros esquemas utópicos, se está invirtiendo una gran dosis de diseño, ciencia, ingeniería y plata en este proyecto. La construcción de las casas y de la aldea refleja nuevas sensibilidades urbanas, al igual que tradiciones rurales, como la agricultura y el acceso a la naturaleza. Cada pueblo presentará una combinación de casas, invernaderos y edificios públicos.

Se ofrecerá una variedad amplia de modelos de casas, todas ellas con la capacidad de adaptación a las diferentes estaciones y comodidades humanas. Los hogares serán alimentados con paneles solares fotovoltaicos y dispondrán de sistemas de calefacción y refrigeración pasivos, explican en Muhimu. Además, estarán cubiertos por una gran construcción invernadera. El pueblo incluye varias plazas públicas equipadas con estaciones para cargar los autos eléctricos y también habrá grandes huertas verticales. Las instalaciones de almacenamiento de agua y los sistemas de conversión de residuos en recursos serán compartidos. Además, la comunidad contará con áreas para el ganado, un comedor comunal, parques infantiles y centros comunitarios de aprendizaje. 

“Las familias cultivarán sus propias verduras y frutas en invernaderos conectados, siguiendo los principios de la permacultura. Todos los alimentos serán cultivados a través de granjas verticales, por el método de la acuaponía. La acuaponía es una forma ‘limpia y ecológica’ de cultivar plantas de manera eficiente en sistemas de recirculación”, explica Luis Torrent, de Muhimu.