Cocinar

Platos calientes con calabaza, la verdura compañera del frío

Los beneficios de cocinar con productos de estación son muchos. ¡Aprovechalos!

Hace un tiempo insistimos con la idea de que siempre es mejor cocinar con productos de estación. En otoño, los protagonistas son los risottos, las manzanas, las legumbres (como la quinoa, lentejas, garbanzos) y la calabaza o el zapallo. Es la época de las sopas, los guisos, las pastas y cualquier otro plato calentito que pueda incorporar ingredientes saludables.

Para que sigan agregando recetas otoñales a su cuaderno de cocina, y puedan ampliar su horizonte culinario y gastronómico cada vez más, les compartimos 3 platos calientes con calabaza.

1. TARTA DE CALABAZA ASADA, QUESO AZUL Y TOMILLO

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • 225 gramos de harina
  • Una pizca de sal
  • 125 gramos de manteca fría cortada en cubos

Para el relleno:

  • 2 cdas. de aceite
  • 2 cebollas moradas grandes, cortadas en rodajas del grosor que se desee
  • 3 huevos grandes
  • 125 gramos de queso azul desmenuzado
  • 300 ml de crema doble
  • Un par de ramitas de tomillo
  • Nuez moscada rallada
  • Sal de mar y pimienta

Para el zapallo asado:

  • 1 calabaza chica, sin semillas y cortada en trozos comestibles
  • Un puñado de ramitas de tomillo
  • 1-2 cdas. de aceite
  • Sal de mar y pimienta

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 200°C. Colocar la calabaza troceada en una asadera y rociar con el aceite. Esparcir encima los ramitos de tomillo cortados, la sal y la pimienta. Mover para combinar bien. Asar la calabaza al horno durante 40 minutos o hasta que esté tierna cuando se pincha con un tenedor. Retirar y dejar que se enfríe por completo.

Calentar un poquito de aceite en una sartén a fuego medio-alto. Agregar las cebollas, condimentar con sal marina, y freir unos 10 minutos o hasta que estén completamente tiernas (para esto conviene bajar un poco el fuego). Retirar de la sartén y dejar enfriar por completo.

Colocar la harina, la manteca y la sal en un bol y usando la punta de los dedos, ir aplastando la mezcla hasta que tome la consistencia de pan rallado. Agregar 2 cdas. de agua fría e ir amasando hasta formar una masa. Cubrir con film y dejar reposar en la heladera unos 15-20 minutos. En un bol, mezclar los huevos y la crema. Agregar un poquito de nuez moscada, algunas ramas de tomillo y sazonar con sal y pimienta. Bajar la temperatura del horno a 180°C.

Llevar la masa a una mesada limpia y enharinada. Amasar con palo hasta que tenga 4mm de grosor. Transferir a un molde de tartas de 20 cm de diámetro más o menos y 6 cm de profundidad, presionando bien. Pinchar con un tenedor la base y los costados de la masa y colocar encima una plancha de papel de pergamino. Encima, volcar un poco de porotos crudos y cocinar la base de la tarta 10 minutos. Una vez que la saquen, retirar los porotos y el papel de pergamino y volver a hornear 5 minutos más, hasta que esté levemente dorada. Retirar y dejar enfriar.

Rellenar la masa con la calabaza asada, el queso azul y las cebollas caramelizadas. Volcar encima la mezcla de crema y huevo y dejar que se mezcle (se puede mover un poco el molde). Colocar arriba un poco más de tomillo y cocinar en el horno 30-35 minutos. Una vez lista, dejar enfriar antes de cortar y servir.

2. CALABAZAS RELLENAS

INGREDIENTES:

  • 2 calabazas medianas
  • 3 cdas. de manteca sin sal derretida
  • Una pizca de sal
  • 1 taza de arroz Basmati
  • 2 tazas de caldo de pollo (o de vegetales)
  • 1/2 taza de queso cheddar rallado + 4 cdas. más
  • 425 gramos de porotos negros, lavados
  • 2 tazas de salsa de tomate
  • 1 taza de choclo
  • 1/4 taza de cilantro picado
  • 1 cdita. de comino
  • 1 cdita. de chili en polvo
  • 1 cdita. de ajo en polvo
  • Sal y pimienta a gusto
  • Guacamole (palta + jugo de limón)
  • Crema ácida

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 205°C. Lavar las calabazas y cortarlas a la mitad, desde la mitad del tallo hasta el final de la base. Sacar con una cuchara toda la parte de las semillas y colocar en una asadera con la parte de adentro hacia arriba. Derretir 1 cda. de manteca y pincelar cada calabaza con un poco de ella. Condimentar con sal y asar 50-60 minutos o hasta que estén tiernas al pincharlas con un tenedor. Luego, retirar del horno y dejar que se enfríe. Cuando la calabaza esté más bien fría, sacar el relleno con una cuchara, dejando un borde adentro. El relleno se puede guardar para un postre o para algún otro plato.

Mientras la calabaza se esté asando, hacer el arroz. Derretir 2 cdas. de manteca en una cacerola y colocar 1 taza de arroz Basmati. Tostarlo ahí y luego agregar 2 tazas de caldo. Llevar a hervor, cubrir y bajar el fuego a bajo dejando que se cocine unos 15-20 minutos hasta que la mayor parte del agua se haya absorbido. Retirar del fuego y dejar reposar 5-10 minutos más, con la tapa, para que absorba el resto del agua.

Agregar al arroz 1/2 taza de cheddar, los porotos, 2 tazas de salsa de tomate, el choclo, el cilantro, el comino, el chili y el ajo en polvo. Mezclar bien y probar a ver si hay que ajustar algo. Condimentar con sal y pimienta y reservar caliente hasta que las calabazas estén listas. Rellenarlas con la mezcla de arroz y terminar con más queso cheddar. Hornear unos minutos más hasta que esté se derrita y todo esté bien caliente. Retirar del horno y servir con crema ácida y guacamole.

3. CURRY DE GARBANZOS Y CALABAZA

INGREDIENTES (para 6-8 porciones):

  • 1 cda. de aceite
  • 2 cebollas medianas picadas
  • 3-4 dientes de ajo picados
  • Un puñado de cilantro picado
  • 1 calabaza mediana cortada en cuadrados pequeños
  • 1 lata de garbanzos
  • 2 cdas. de pasta de curry o curry en polvo
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 taza de agua
  • 100 gramos de espinaca
  • 1/2 taza de arvejas
  • 2 cdas. de coco rallado sin endulzar
  • 2 tazas de arroz Basmati
  • Sal a gusto

PREPARACIÓN:

Calentar el aceite en una olla grande y profunda. Cocinar las cebollas, el ajo y el cilantro a fuego bajo durante 10 minutos hasta que estén tiernos y hayan tomado un poco de color. Mientras, cortar la calabaza en trozos parecidos a los garbanzos (se puede dejar la piel). Cuando las cebollas estén tiernas, agregar el curry y cocinar 1 minuto, revolviendo constantemente. Luego, agregar la calabaza, los garbanzos, la leche de coco, el coco, el agua y la sal. Llevar a hervor (con el fuego alto) y luego bajarlo a medio-bajo. Cubrir con una tapa y dejar cocinar 35-40 minutos. Revolver ocasionalmente para evitar que se queme, y agregar algunos chorritos de agua si se está secando mucho.

Cocinar el arroz en otra olla según las instrucciones en el paquete. Probar la calabaza a ver si está tierna y si la mezcla de curry tiene la consistencia deseada (lo ideal es que no esté muy líquido sino más bien espeso. Si no es así, dejar cocinar unos minutos más). Cuando esté bien en consistencia, agregar las arvejas, la espinaca y las hojas de cilantro. Cubrir con una tapa y apagar el fuego. Servir con el arroz Basmati bien caliente.